Las Dos Caras del Perdón

En innumerables ocasiones hemos escuchado hablar de las virtudes del perdón. Se nos recalca constantemente la importancia de perdonar a aquellos que nos ofenden. Sin embargo, me parece que hay un aspecto muy importante del perdónpointing que muchas veces pasamos por alto: el perdón tiene dos caras. Sí, porque el acto verdadero de perdón conlleva, no sólo perdonar a aquel al que apunto con mi dedo índice como a mi transgresor, sino también a aquel al que apunto con los restantes tres dedos.

En nuestro afán por vernos como víctimas de las circunstancias, olvidamos que en toda situación, tenemos una elección, y por ende, una responsabilidad. Nosotros somos los arquitectos, creadores de nuestras circunstancias, incluyendo aquellas en las que nos hemos sentido ofendidos por alguien. De hecho, en gran medida, la “ofensa” tiene lugar cuando la persona que nos “ofende” no cumple con las expectativas que tenemos de ella. Entonces, ¿acaso la “ofensa” no surge de nosotros mismos, de nuestra tendencia a dar esperando recibir algo a cambio, o de querer encajar a todos en nuestra versión del mundo?

El perdón es uno de los pilares del amor incondicional. Es imposible amar de forma incondicional y no perdonar. Pero igualmente, es imposible perdonar al prójimo sin antes perdonarme a mí mismo. Ahí estriba la diferencia entre un perdón verdadero, y un perdón que surge del ego, y que nos provee una falsa tranquilidad porque presumimos el haber hecho lo correcto y haber perdonado al otro. Sin embargo, esa tranquilidad es pasajera, y tarde o temprano, los resentimientos resurgen, porque nunca perdonamos al otro protagonista de la historia: nosotros mismos. Recuerda que en la medida en que culpamos a otros por lo que nos sucede, estamos cediendo nuestro poder. Una vez reconocemos nuestra responsabilidad dentro de la ofensa, recuperamos ese poder, y lo podemos emplear en pro de nuestro crecimiento espiritual.

Te invito a reflexionar sobre todas esas situaciones en tu vida en las que has sentido que has sido ofendido por otros, inclusive en aquellas en que piensas que ya perdonaste. Observa tus verdaderos sentimientos, analiza los hechos, no con tu mente, sino con tu corazón. Te aseguro que podrás identificar situaciones en las que hasta ahora, no habías sido honesto contigo mismo, y habías cedido tu poder, al negar tu parte de la responsabilidad. Esas son las emociones que nos estancan, y no nos permiten progresar en nuestro camino espiritual. Trabaja con ellas. Perdónate, retoma tu poder, y sobre todo, ámate tal como eres. Recuerda que, en las palabras de Lewis B. Smedes: “Perdonar es poner a un prisionero en libertad y descubrir que el prisionero eres tú.”

Dos lecturas para San Valentín

Tradicionalmente, asociamos la fecha del 14 de febrero con el amor romántico. Pero, ¿realmente

hemos analizado lo que el verdadero amor significa, ya sea romántico o de cualquier tipo? ¿O nos hemos creado modelos de lo que debe ser el amor, basados en los medios de comunicación, las campañas publicitarias, y las relaciones disfuncionales a nuestro alrededor?

Mucho se habla del amor incondicional, del amor puro, del amor para toda la vida. Pero si todos tenemos tan claros estos conceptos, ¿por qué constantemente fallamos en la búsqueda de ese amor, nos tropezamos, sufrimos, y vivimos inclusive con un corazón roto, o simplemente desilusionados de nuestras relaciones?

Analice esto: ¿usted se ama a sí mismo? ¿Se acepta como realmente es, con sus debilidades y sus fortalezas? Si su respuesta es ambigua, o es claramente un “no”, o inclusive un “sí” con un “pero” implícito, entonces ha podido identificar la pieza clave en su rompecabezas. El amor, en todas sus manifestaciones, comienza con el amor propio. Nuestra felicidad no se puede basar en el otro, nuestra felicidad la compartimos con el otro, una vez aprendemos a verla y manifestarla dentro de nosotros. Poner en las manos de la pareja (o de los padres, los hijos, las amistades, etc.) la responsabilidad de hacerle feliz a usted, no solo es un peso demoledor, es una tarea que no les corresponde. Cada cual es responsable de su propia felicidad, y por ende, cada cual es responsable de amarse a sí mismo ante todo.

Pero, ¿cómo podemos alcanzar la realización de ese amor propio? Hay tantos caminos como personas en el mundo. Porque esta búsqueda es una individual, personal e interna. Es un viaje que emprendemos por los caminos más profundos de nuestra alma, en el cual debemos enfrentarnos a nuestros propios miedos, y descubrir por nuestros propios medios, la divinidad en nosotros mismos. En la medida en que entendemos que somos uno con el ser supremo universal, es imposible no amarnos. Y cuando entendemos que todos somos manifestaciones individuales de ese ser supremo universal, igualmente se imposibilita no amar al resto de la humanidad. En esta realización reside la puerta hacia el amor incondicional.

Dicho esto, les recomiendo dos libros que tocan esta temática desde dos perspectivas muy diferentes. Les confieso que uno lo escribí yo. Pero hablemos primero de “Letras de un Escritor”, por mi gran amigo Antonio L. Rivera-Rivera (https://twitter.com/antoniolrivera2). Ciertamente, el proceso de escribir un libro puede conllevar un acto de desnudar el corazón. Ese es el caso de “Letras de un Escritor” (https://www.facebook.com/letrasdeunescritor1/). Aquellos que han invertido su vida en la búsqueda del amor y sus significados, se verán sumamente identificados con esta obra. Esta introspección del significado del amor a tres tiempos, demuestra el proceso gradual de auto-descubrimiento del autor, a través de su interacción con las diferentes manifestaciones de lo que consideramos “amor” en las diferentes etapas de nuestro desarrollo espiritual. El autor nos habla en palabras concisas y cristalinas, pero a la vez, contundentes. Abre su corazón y nos permite explorar el mismo a nuestro antojo, y sin darnos cuenta, nos lleva a explorar también el nuestro. Es una invitación a la reflexión, y una guía práctica para aquellos que aprecien el valor de hacer silencio y atreverse a escuchar el lenguaje de su intuición.

Por otro lado, mi primera novela, “El Experimento Chicago(https://www.elexperimentochicago.com), reta la aparente imposibilidad de encontrar el amor incondicional en las circunstancias más comprometedoras del ser humano. A través de la creación de un mundo tridimensional que cobra vida en la mente del lector, la historia nos presenta una pareja de almas afines que se enfrenta a una situación moralmente cuestionable, y termina emprendiendo un viaje por los parajes más íntimos de sus almas, que los obliga a enfrentarse a sus preconceptos sobre el amor. Una obra de carácter erótico, que a su vez explora la sexualidad más allá del mero acto físico, yendo de lo carnal a lo sublime, de lo humano a lo sagrado, y de la expresión externa del amor, al reconocimiento interno de nuestra divinidad.

En esta celebración de San Valentín, le invito a mirarse al espejo de su propia alma, y confesarse su amor incondicional. Es un ejercicio que cambiará para siempre su perspectiva del amor y le abrirá las puertas al increíble poder del sentimiento más sublime del universo.

P.D.Ambos libros se encuentra a la venta en Amazon.com en español, tanto en formato impreso como en formato digital. Las versiones en inglés de ambas obras estarán disponibles próximamente.

Reiki, un Regalo muy Singular

reiki word-symbol

Soy fiel creyente de que cuando el estudiante está listo, le llega el maestro. Y de esa misma manera, en el momento indicado, se despiertan vocaciones que quizás no habíamos identificado anteriormente en nuestro camino. Así fue como llegó el Reiki a mi vida. El día que me invitaron a participar de la certificación del primer nivel, realmente no tenía muy claro a lo que iba. Pero de inmediato supe que era para mí.

El Reiki es un sistema de sanación energético, donde se transmite la Energía Universal mediante la imposición de manos y otras técnicas. La palabra Reiki, de origen japonés, se divide en dos sílabas significativas:

Rei = Espíritu, Energía Universal,

Ki = Fuerza Vital, Energía Radiante

En otras palabras, Reiki significa Energía Vital Universal. Una de las preguntas que generalmente llega a la mente de aquellos que se exponen a este tema por primera vez es la siguiente: ¿Es el Reiki o está asociado el Reiki a alguna religión? La respuesta es no. Esta es una de las grandes ventajas de este sistema, y la principal razón por la que me cautivó de inmediato. Todos pueden beneficiarse de la sanación Reiki, no importa qué credo profesen o inclusive, sino tienen ningún tipo de creencia religiosa. El sanador Reiki se convierte en un instrumento al servicio de la luz, mediante la manipulación o más bien concentración de esa energía de vida universal, en beneficio de la salud del paciente. Es el paciente quien decide cómo llamar a la fuente de esa energía universal, de acuerdo a su sistema de creencias, ya sea Dios, Alá, etc., si es que así lo desea. La realidad es, que no importa el etiquetado que se le quiera poner, el efecto es el mismo, ya que lo que le da la fuerza al Reiki para funcionar, es la intención positiva de parte del sanador Reiki hacia el paciente. Una vez el sanador permite a esas energías utilizarlo como vehículo, las leyes del universo toman control y actúan con toda sabiduría. Es de suma importancia que el sanador Reiki respete entonces, las creencias de sus pacientes, y permita que la energía haga su trabajo.

Mikao Usui

El Reiki está basado en antigua sabiduría milenaria que se había perdido en el olvido. El sistema fue re-descubierto por Mikao Usui, médico y maestro japonés que durante diez años, se dedicó por completo a la búsqueda de la respuesta a la siguiente pregunta: ¿Cómo sanaban los grandes maestros como Jesucristo y Buda, entre otros, a través de la imposición de las manos? Su búsqueda lo llevó a estudiar profundamente las diferentes religiones y a recorrer monasterios budistas en Japón, hasta que encontró una antigua escritura sanscrita del Tíbet. Luego de 21 días de meditación y ayuno, Usui recibió la respuesta que buscaba. Es así como se revive este ancestral conocimiento y hoy por hoy, el mismo se práctica alrededor del mundo, con excelentes resultados. Inclusive, hay hospitales de medicina tradicional que han integrado al Reiki como parte de las terapias ofrecidas, ya que reconocen el impacto positivo en el tiempo de recuperación del paciente.

Posiblemente usted se esté preguntando, ¿cuáles son los usos y beneficios del Reiki? Uno de sus mayores beneficios es que no sólo trabaja a nivel físico, tratando las diferentes desarmonías de los sistemas del cuerpo, sino que también actúa a nivel mental, emocional y espiritual. A nivel mental, el Reiki nos ayuda a deshacernos de modelos negativos arraigados en nuestro subconsciente, que muchas veces es la fuente del malestar físico que estamos experimentando. A nivel emocional, la terapia Reiki facilita la sanación de problemas emotivos y nos ayuda a liberarnos de emociones reprimidas o estancadas, restaurando el equilibrio y liberándonos de miedos. A nivel espiritual, el Reiki eleva nuestra consciencia y nuestra vibración, facilitando nuestra reconexión con nuestro Ser Superior.

Por tal, el Reiki es sumamente efectivo entre muchos otros usos, como método de relajación, manejo del dolor, mejoramiento del sistema inmunológico, recuperación de enfermedad u operación, superar fobias, miedos y vicios, mejorar la eficacia de los medicamentos tradicionales y minimizar sus efectos secundarios, limpiar el cuerpo de toxinas, mejorar el rendimiento sexual, ayudar a pacientes terminales a prepararse física y espiritualmente para el proceso de la muerte, y para tratar condiciones tales como: ansiedad, estrés, condiciones músculo esqueletales, cansancio, insomnio. En fin, para cualquier padecimiento físico, mental, emocional, o espiritual. Es importante notar que el Reiki no tiene efectos secundarios. Igualmente, sus efectos son acumulativos, por lo que se aconseja exponerse a una serie de tratamientos.

Otra de las grandes ventajas del Reiki, es que no solo se puede aplicar para la sanación de personas, sino que es sumamente efectivo en animales y plantas. Más allá de eso, el Reiki puede ser aplicado a situaciones, por lo que podemos dirigir la energía Reiki para pedir sanación de países, conflictos, etc. En adición, la terapia Reiki puede ser ofrecida a distancia, de ser necesario.

¿Qué puedo esperar al exponerme por primera vez a una terapia Reiki? Aunque se pudieraFOTF0E9 - Copy practicar en cualquier lugar o posición, generalmente la terapia se ofrece en un ambiente relajado, acostado sobre una camilla, similar a lo que usted vería en un spa o práctica de masaje tradicional. El reikista pudiera a su discreción, utilizar elementos para ayudarle en el proceso de relajación, tales como música, o aromaterapia.  El sanador impondrá sus manos sobre puntos energéticos clave en su cuerpo, donde las mantendrá por el tiempo que entienda necesario, de acuerdo a la necesidad de cada paciente. De usted preferir que no le toquen directamente, su terapista Reiki puede aplicar el tratamiento manteniendo sus manos a una corta distancia de su cuerpo, obteniendo los mismos beneficios. También se pueden utilizar herramientas asistivas en el proceso, tales como cuarzos, cuencos tibetanos, cromoterapia (terapia de colores), entre otros, que aunque pudieran ser de gran beneficio en el proceso de sanación, ciertamente no son indispensables para ello: sólo la energía Reiki y la buena voluntad lo son.

Una terapia Reiki generalmente tiene una duración de entre 30 a 90 minutos, y puede tener un costo de entre $45 a $100, o aproximadamente lo que usted pagaría por una sesión de masaje tradicional, pero con unos beneficios mucho mayores y trascendentales. Aprovecho para aclarar que no siempre tiene que darse el intercambio monetario entre terapista y paciente. Si bien algunas personas se dedican a ofrecer el Reiki como su medio para cubrir sus necesidades materiales (lo cual es perfectamente aceptable y positivo), hay quienes le ofrecerán Reiki a cambio de alguna otra manera de remuneración, ya sea intercambio de servicios profesionales, o de bienes, o simplemente de conocimiento espiritual.

Es importante recalcar que en el proceso del Reiki, tanto paciente como terapista se benefician. Para el reikista, el iniciarse en este camino representa un cambio trascendental de vida, donde regirá su comportamiento por los principios del Reiki, en una constante búsqueda de desarrollo espiritual, al servicio de los demás. El Reiki para el practicante, se convierte en un estilo de vida, y en parte integral de su día a día.

Recuerde que como en todo bajo el sol, hay personas no muy serias que se hacen llamar terapistas Reiki, pero no tienen el conocimiento o las intenciones correctas. Como con cualquier otro servicio que usted vaya a solicitar, indague primero sobre la reputación del terapista, su preparación, y sus resultados. Si bien el Reiki no está regulado por ninguna agencia o entidad, existen varias vertientes o escuelas, y su terapista debería estar certificado por alguna de ellas, ya sea de origen japonés o tibetano. Mi consejo es que, en adición a sus investigaciones sobre el linaje de su terapista, se deje llevar ante todo por su intuición. Si no se siente cómodo con su terapista Reiki, busque otro. Ahora bien, tampoco juzgue los resultados del Reiki por una sola consulta, pues en ocasiones demoramos en ver resultados tangibles, y tampoco piense que si se siente triste luego de una terapia, la misma no tuvo efecto. En ocasiones, esa tristeza es parte del proceso de sanación. Utilice su sano juicio y escuche su voz interior.

Espero haber despertado su curiosidad sobre el Reiki y su deseo de experimentar los increíbles beneficios que esta práctica le ofrece. Ya sea que le interese recibir terapia Reiki, o convertirse usted en terapista, lo invito a abrirse a las infinitas posibilidades que le ofrece el universo para mejorar su calidad de vida a todos los niveles, y sobre todo, para encontrarse con usted mismo. En las palabras del Maestro Usui: “Mira hacia adentro, entra en el silencio y escucha tu corazón.”

La Creación de las Almas – Almas Gemelas vs. Llamas Gemelas

20151011_171429-1-1“En el principio creó Dios los cielos y la tierra.” Muchos conocemos estas palabras. Sin embargo, es muy poco lo que muchos conocemos sobre la creación de nuestras almas. Lo que prosigue es conocimiento que he adquirido de diferentes fuentes sobre este tema, y a través de experiencias personales con mis almas gemelas. He intentado dar un sentido a las versiones que he podido estudiar, con ayuda de mis experiencias de vida. No me considero una experta en el tema y por el contrario, me queda mucho por aprender. Pero estoy segura de que alguien allá afuera necesita escuchar esta versión. Soy fiel creyente de que podemos llegar al mismo destino, tomando rutas muy diferentes. Dicho esto, aquí les va mi relato.

En el principio de todo, la energía creadora del Universo (llámela usted Dios, Alá, Big Bang, etc), creó nuestras almas a su imagen y semejanza. Siendo así, las creó conteniendo tanto el aspecto femenino como el masculino de la espiritualidad. Ambas manifestaciones en la misma alma: un ser completo, un todo. Esas almas fueron creadas en grupos con unas ciertas características afines entre sí, y con una misión en común o complementaria.

Las almas que pertenecen a nuestro grupo son nuestras almas gemelas. Por ende, no tenemos un alma gemela, sino infinidad de ellas. Estas son personas con las cuales nos vamos a encontrar durante nuestras diferentes encarnaciones para acelerar y promover nuestros procesos de crecimiento espiritual. Estas personas se manifiestan en nuestras vidas bajo muchos roles diferente, no sólo en relaciones sentimentales. Bien su alma gemela puede ser su novio o novia, como puede ser su padre, su hermana, su hijo, su compañero de trabajo, su mejor amiga, etc. Ciertamente, son personas con las que sentimos una conexión especial, muy profunda y trascendental.

¿A cuántos nos ha sucedido que conocemos a alguien por primera vez y sentimos como si le photostudio_1445834055405conociéramos de toda la vida? Esa afinidad no es casual. Muy posiblemente usted se ha topado con una de sus almas gemelas. Una de muchas con las que se puede encontrar en una misma encarnación. En ocasiones, aunque usted no lo capte a nivel consciente, a nivel espiritual su alma y la de su gemelo se regocijan de reencontrarse tras la separación que ocurrió al momento de encarnar en nuestra realidad tridimensional, a la que vinimos a aprender lo que es el amor incondicional, y buscar nuestro camino de vuelta a ser UNO con la fuerza creadora del universo.

Hasta este punto nos hemos referido exclusivamente a las almas gemelas. ¿Cómo se crearon entonces las llamas gemelas? Volvamos al principio, a la creación. Una vez fuimos creados dentro de nuestro grupo, para que las almas encarnaran en el plano tridimensional, cada una de ellas fue dividida en su aspecto masculino y femenino. Es decir, que una misma alma fue seccionada, por así llamarlo, en dos: el yo femenino y el yo masculino (esto se refiere al aspecto espiritual, a la energía del ser, no a la sexualidad). El propósito de esta división es que una misma alma sea capaz de encarnar en dos cuerpos a la vez, en dos manifestaciones diferentes. Poder ver el mundo 3D desde la perspectiva femenina y masculina, lo que aumenta la capacidad de desarrollo espiritual y la riqueza de las experiencias vividas. De este modo, cuando las llamas gemelas estén listas para reunirse, vendrán colmadas de un sinfín de experiencias que los llevará a alcanzar la iluminación a través de la aceptación del amor incondicional.

Ya que nuestra llama gemela es parte misma de nosotros, el vínculo es mucho más fuerte que el que sentimos por nuestras almas gemelas. Esto es mucho decir, ya que puedo aseverar por experiencia propia que el vínculo con nuestras almas gemelas es uno lleno de intensas emociones. Generalmente, las llamas gemelas no reencarnan a la misma vez en el mismo plano existencial. Recuerde que precisamente la idea de la división es multiplicar las posibles experiencias, por lo que la mayoría del tiempo, las llamas no van a encontrarse por muchas reencarnaciones.

Las personas que han escuchado un poco sobre este tema pero no han profundizado en el mismo, muchas veces esperan que el encuentro con la llama gemela sea como una estampa sacada de una novela de amor color de rosa. Permítame decirle que la gran mayoría las veces, es todo lo contrario. Y es que nuestra llama gemela, siendo nosotros mismos en la manifestación espiritual contraria (entiéndase femenino o masculino), se convierte en un espejo donde nos vemos reflejados. Usted y su llama gemela tienen las mismas fortalezas, y eso los atrae grandemente, pero también comparten las mismas debilidades. Cuando nos miramos en ese espejo, vemos todo lo que tenemos que cambiar y mejorar en nosotros, pero que no hemos tenido la valentía de enfrentar. Esa mirada a ese espejo del alma puede resultar aterradora para muchos.

photostudio_1445835066949Como resultado, las relaciones entre las llamas gemelas se vuelven turbulentas. Existe una fuerte atracción que ninguna de las partes puede negar, y a la misma vez, se dan fuertes choques entre ambos. Comienza entonces una dinámica en la cual generalmente hay una de las llamas que se obsesiona con la otra y la persigue, mientras que la otra se aterroriza y huye de la relación. Esta es una de las etapas de las relaciones entre llamas gemelas conocida como “El Perseguidor y El Corredor” “(Chaser and Runner”). Las llamas se unirán y separarán en múltiples ocasiones, con el propósito de que cada cual trabaje por separado en los aspectos de su espiritualidad que aún tiene que depurar, para poder reencontrarse con la otra manifestación de su alma. Es un proceso de crecimiento e iluminación. Porque cada aspecto del alma debe cumplir con su misión individual antes de estar lista para reencontrarse con su llama y juntas, llevar a cabo su misión en conjunto. Una vez las llamas gemelas se unan definitivamente, se convierten en una luz para guiar a otras llamas a alcanzar la iluminación. Con su ejemplo de amor incondicional, marcan el camino para aquellos que se exponen a la belleza de su mera presencia.

Se dice que las llamas gemelas se encuentran en su última encarnación, cuando ya están listas para terminar de pulirse en este plano tridimensional y poder elevarse a un plano superior con el todo. Hasta hace muy poco, se decía que estos encuentros eran sumamente raros, con muy pocos casos a través del planeta. Sin embargo, los cambios vibracionales por los que ha estado pasando la Tierra, parecen haber acelerado este proceso y cada vez son más las personas que dicen estar atravesando esta purificación. De hecho, han proliferado innumerables grupos de apoyo en las redes sociales, que intentan respaldar a aquellos que se encuentran inmersos en el proceso, el cual puede resultar sumamente doloroso, pues nuestro ego se resiste a la renuncia de toda atadura y de todo miedo que exige la realización del amor incondicional. Si usted entiende que éste es su caso, busque ayuda. Pasar por este proceso es bastante fuerte, pasar sin ni siquiera entender de qué se trata, es más fuerte aún. A la larga, sólo usted podrá enfrentarse a su propio ego y romper las cadenas que lo atan. Pero hasta que esté listo para hacerlo, su grupo de apoyo será indispensable.

Espero que esta información le haya servido de guía para comenzar a entender procesos por los que esté pasando y despierte su curiosidad de explorar las respuestas que no le puedo proveer yo, ya que se encuentran en su interior. Atrévase a explorar su alma.

Sanadores, Psíquicos, Vidas Pasadas y Llamas Gemelas – Mi Coctel Personal

Reiki Level 2Recientemente me certifiqué como sanadora Reiki Nivel 2. Si me hubieras preguntado hace seis meses qué era Reiki, probablemente hubiera contestado que era algún tipo de terapia de masaje relajante. Sin embargo, una vez  te abres a las infinitas posibilidades que el Universo te ofrece, y aceptas que tienes un llamado superior y una misión que se te ha confiado, una que sólo tú puedes completar, todo comienza a caer en su lugar por sí solo.

A principios de año, yo estaba sobreviviendo miserablemente en un trabajo que odiaba, y finalmente decidí que era tiempo de cerrar esa puerta y comenzar a hacer algo que me hiciera realmente feliz. Ya que era una gran decisión el dejar un trabajo que pagaba bien y ofrecía beneficios decentes, para sentarme en casa a escribir una novela, pensé que era una buena idea visitar a mi psíquica antes de embarcarme en esta nueva aventura. A parte de todas las crónicas de muertes anunciadas que ella me señaló, hubo dos puntos de su sesión que me marcaron: “Tu misión tiene que ver con encontrar aquello que une a los seres humanos, por encima de sus diferencias ideológicas” y “Tú eres psíquica, todos lo somos, pero eres una psíquica fuerte, y debes desarrollar tu talento”.

el-locoConociendo a mi psíquica desde hace algunos años y confiando en sus instintos, decidí abrirme a cualquier cosa y a todo lo que se presentara en mi camino. Me matriculé en un curso de Tarot, e hice una cita para una regresión de vidas pasadas. En el curso de Tarot, una de las participantes se quejó de sentirse afectada por una energía en la habitación. Mi psíquica preguntó si alguno de nosotros había sido adiestrado en Reiki. Tres personas se pusieron de pie y comenzaron a limpiar el aura de la mujer, mientras la psíquica cantaba una hermosa canción de sanación. Ese fue mi primer encuentro con el Reiki. Un semana más tarde, “de la nada”, recibí una llamada de mi prima, diciéndome que su Sensei de Yoga estaría invitando a un Master de Reiki a su academia, para ofrecer un curso de Reiki Nivel 1, y que necesitaban un participante más para completar el grupo. Y así fue cómo el Reiki me encontró.

Me enamoré de inmediato. En cuanto el Maestro dijo que el Reiki no se afiliaba a ninguna religión o credo, y que todos se podían beneficiar del poder sanador de la Energía Universal, sin importar que creyeran que la misma proviene de Dios, Alá, Buda, los Ángeles, Maestros Ascendidos, Santos, la Fuerza, la física cuántica, o cualquier otra fuente positiva, supe que el Reiki era parte de mi misión. Todo se me dio tan natural también. Por supuesto, mi regresión de vida pasada lo haría más fácil de entender, pues ya había sido sanadora anteriormente, y había pagado por ello con creces (pero esa es otra historia, que algún día se convertirá en tremenda novela).

twin-flames-telepathy-2La semana pasada, completé el curso de Reiki Nivel 2, lo que me hace una sanadora Reiki, oficialmente. Estos seis meses han estado llenos de transformación para mí. Todos los pequeños y grandes detalles han ido cayendo en su sitio. Mi misión se me ha ido revelando como nunca antes, las personas correctas han tocado a mi puerta. He ido pasando por un proceso de purificación a todos los niveles. Mis escritos, el Reiki, el desarrollo de los poderes psíquicos, recuerdos de vidas pasadas, todo me estaba preparando para lo que viene: ayudar a otros en sus retos con el proceso de ascensión de llamas gemelas. Porque, aparte de todo lo que ya mencioné anteriormente, otro proceso inmenso ha estado llenando mis días: he estado inmersa en un curso intensivo de ascensión de llamas gemelas, ¡y aprendiendo sobre el tema a pulso! Ha sido una experiencia tipo casa embrujada/montaña rusa del cielo y el infierno, que básicamente me ha dado mi primera lección sobre amor incondicional. ¡Qué clase de paseo ha sido éste, y pensar que éste es sólo el comienzo! Pero a pesar de todas las lágrimas que he derramado, todas las veces que he pensado que me he vuelto loca y he pensado en ingresarme yo misma en el manicomio, estoy realmente feliz de estar pasando por esto, y más aún, sabiendo que mis lecciones me proveerán las herramientas para ayudar a otros; eso no tiene precio.

Espero escribir bastante sobre llamas gemelas en el futuro, aparte de producir videos, y pues, resulta que el libro que he estado escribiendo tiene que ver con el tema, aunque no tenía idea de ello cuando comencé a escribir las primeras notas “perversas” en una libretita en el trabajo en enero. Para aquellos que estén intrigados con el tema del fenómeno de las llamas gemelas, pronto escribiré una pieza sobre lo que es y lo que no es, comenzando con asegurarme que comprendan la diferencia entre un alma gemela (“soulmate”) y una llama gemela, términos utilizados erróneamente como sinónimos.

Mi vida ha cambiado dramáticamente, y seguirá cambiando. ¡Cambiando para bien! He encontrado mi norte. He estado trabajando fuertemente en redescubrir el amor propio, primer requisito para poder amar a los demás, lo cual a la larga me ayudará ser una mejor yo, una mejor madre, mejor amiga, mejor ser humano. Espero que el compartir mi viaje contigo te ayude a abrirte a tu propia misión, a escuchar tu llamado, a despertar de la ilusión de la separación, y finalmente darte cuenta de que estamos todos juntos en esto, porque todos somos UNO.

Amándonos tal cual somos

¿Cuántas veces te has mirado al espejo y no has reconocido a la persona que vez? Esto se vuelve muy común cuando nos desconectamos de nuestro cuerpo, primordialmente porque no nos agrada lo que presenta el espejo.

Looking-in-the-mirrorVerse bien es una obsesión de nuestros tiempos. Estamos siendo bombardeados constantemente con imágenes de cuerpos imposibles, muchos de los cuales se han vuelto tan delgados extrayendo costillas y a través de otros procedimientos médicos de riesgo. Entiendo que algunos de estos procedimientos son necesarios, cuando la salud de una persona se encuentra bajo riesgo inminente debido a su exceso de peso. No es a esos casos a los que me refiero. Pero estoy segura que conoces a alguien que se queja constantemente de cómo luce, y tú no puedes entender por qué, pues para ti se ve bien como está.

Tenemos expectativas irreales, queriendo vernos en la vida real como la modelo que ha sido retocada en las fotos de la revista. ¿Peor que eso? Primordialmente, tenemos una idea muy pervertida de lo que es la belleza. La belleza externa es como la moda: los conceptos van y vienen con el tiempo, como los “bell-bottoms”. ¿No me crees? Simplemente mira el arte del Renacimiento, donde las mujeres se representaban tal cual eran, incluyendo “chichos” y celulitis. Eso estaba de moda y era “sexy”, y se consideraba una señal de salud y fertilidad. Entonces, si los parámetros de la belleza externa cambian tanto como el clima, ¿cómo se supone que nos mantengamos a la par con los estándares? ¡En realidad, no tenemos que hacerlo! El momento en que entendemos este concepto, nos liberamos de un peso muy grande.

840px-The_Three_Graces,_by_Peter_Paul_Rubens,_from_Prado_in_Google_Earth
Las Tres Gracias – Peter Paul Rubens (1639)

Considera esto: ¿cuánto cambiaría el estado de la conciencia humana si la gente invirtiera sólo una cuarta parte del tiempo que pierde preocupándose por su exterior, cuidando a su yo interior? Todo estriba en que, en la medida que cultivas tus belleza interior, mejor te verás en tu exterior. Cuando te sientes bien contigo mismo, emanas una energía hermosa que es percibida por los demás. Esto, a su vez, te hace una hermosa persona, apreciada por otros por QUIEN eres, y no por la combinación de tus medidas, estatura y peso.

Aceptar nuestros cuerpos como son es el primer paso para obtener los cambios que queremos. Es la ley de la atracción, ya que permea y aplica a todo en nuestras vidas. Mira, está bien que queramos perder peso, pero tenemos que comenzar por ser agradecidos de lo que tenemos HOY. Este cuerpo al que desprecias tanto es el que el te ha bendecido con todas las emociones (positivas y negativas) que has sentido hasta ahora. Inclusive si lucía diferente en algún momento, sigue siendo el mismo cuerpo, no te mudaste otro. ¿Cómo no estar agradecido de esta marvillosa máquina perfecta que nos permite tener una experiencia 3D/4D que nos ayuda a crecer?

Una vez estamos agradecidos de lo que tenemos, podemos imaginarnos nuestros cuerpos como queremos que luzcan (visualización). Un consejo sin embargo: hazlo con las intenciones correctas. Cambia tus hábitos alimenticios, no porque quieres perder 30 libras en 30 días para que tu ex se arrepienta de haberte dejado. Cambia tus hábitos alimenticios porque entiendes que te ayudará a estar más saludable, tener más energía y sentirte más feliz. No comiences un programa de ejercicios porque tu compañera de trabajo tiene mayor atención del jefe por su espectacular figura. Comienza un programa de ejercicios por sus beneficios físicos y mentales. Nuestro modo de pensar es una herramienta muy poderosa. Y todo en la vida tiene que ver con la intensión. El propósito detrás de tus acciones SI importa grandemente.

Algo es seguro, una vez comiences a demostrarle a tu cuerpo que lo amas tal como es ahora, abres la puerta a transformaciones maravillosas. ¡Adelante, mírate en el espejo y dite a ti mism@ lo hermos@ que te vez! Concéntrate en esas características de tu cuerpo que más te gustan, y disfruta de mirarlas y celebrarlas. Te aseguro que este ejercicio estimulará tu auto estima y te ayudará a vencer tus complejos.

Recuerda que la belleza externa como la vende Hollywood es solamente una medida estandarizada, como los exámenes de admisión universitaria. No hay nada estándar en los seres humanos. Somos expresiones únicas del amor de Dios y debemos apreciar nuestras diferencias y particularidades, porque son las que nos hacen ser QUIENES SOMOS.

Vivir en Fe

20150524_200928_LLSIndependientemente de nuestras creencias, todas las grandes religiones hacen hincapié en la importancia de tener fe. Mucho se ha dicho de la fe: que mueve montañas, que se trata de creer sin ver, que el que la posee nunca está solo. Sin embargo, muchas de estas frases se convierten en la vida de muchos en un simple cliché que repetimos cuando no sabemos qué más decir. Porque una cosa es hablar de fe, y otra muy diferente vivir en fe.

En innumerables ocasiones me he cuestionado por qué vivimos en una constante disonancia con este concepto. Por ejemplo, es muy común que escuchemos a las personas que dicen creer en la vida eterna, confesar el terror que tienen a la muerte. Me cuesta trabajo negociar  esta paradoja, pues si usted es fiel creyente de que del otro lado del puente hay vida eterna, ¿por qué entonces teme cruzarlo? Así sucesivamente, vemos muchos ejemplos en nuestro diario vivir. Siempre me ha consternado que muchos de los que se pintan como los más devotos a su fe, son los primeros que en un momento de crisis, pierden por completo la calma. Y es que la fe no se trata solamente de ponerle sus situaciones en las manos a ese ser superior, se trata de dar por hecho que la situación ya está resuelta de la mejor manera para todos los involucrados, en armonía con el orden divino, y sobre todo DAR LAS GRACIAS como si ya hubiese sucedido. Eso es demostrar su fe. Porque si usted pide con miedo de que no lo van a escuchar, si pide con pena, pensando que no se merece la ayuda que solicita, o si siente que las situaciones son un castigo para usted, entonces no espere un milagro.

La fe no simplemente se verbaliza, la fe se demuestra con actos. Con actos tan “descabellados” como el de los apóstoles que siguieron a Jesús, que abandonaron todo: sus instrumentos de ganarse el pan (entiéndase sus barcos pesqueros), sus familias, sus hogares, y se fueron siguiendo a un hombre que les vendía un ideal. Utilizo este ejemplo de la fe cristiana por ser el grupo que más conozco. Imagínese amigo cristiano, que en el día de hoy se le apareciera Jesús y le dijera: “ Te voy a enseñar todos los secretos de la salvación y la vida eterna, pero necesito que creas en mí, en que nada te faltará, y abandones tu apartamento con vista al mar, tu trabajo en esa empresa privada que te ofrece beneficios de plan de salud, plan de retiro y bono de Navidad, y que te alejes de la casa de tus padres porque necesito que lleves mi palabra a los confines del planeta”. ¿Estaría usted dispuesto a dejarlo todo sin chistar y seguirlo? ¿O acaso eso sólo se pretendía de las gentes de principios de la era cristiana? Afortunadamente, no siempre se nos piden sacrificios tan grandes como ese, pero le garantizo que sí se espera de nosotros una fe que se demuestra, no que se verbaliza para luego morir ahogada en las dudas y la complacencia.

Estando claros en nuestra fe, debemos entonces tomar acción hacia lo que deseamos, dando por sentado que ya se nos concedió. Comportarnos como si ya tuviéramos eso que hemos solicitado en armonía con el plan divino y para el bien de todos. Dar esos pasitos que nos acerquen más a nuestra meta. El viejo adagio de “Ayúdate, que yo te ayudaré.” Con esta actitud, estamos demostrando nuestra fe. Igual que aquella mujer que tocó el anto de Jesús entre la multitud y fue sanada de su enfermedad. Ella se decía a sí misma: “Si alcanzo a tocar aunque sea su manto, me sanaré”. Efectivamente, la mujer fue sanada de inmediato, y Jesús le dijo: “Hija, por tu fe has sido sanada.”

20150524_200814Otro elemento de suma importancia en este proceso de demostrar la fe, es que mantengamos siempre nuestra cara en alto, nuestro ánimo alegre, nuestro espíritu sereno, y un eterno agradecimiento en nuestro corazón. Las situaciones, por más negativas o insufribles que nos parezcan, tienen una razón de ser dentro del plan divino para nuestro crecimiento espiritual. Por ende, aunque de momento no entendamos las razones detrás de nuestras penas, debemos siempre mantenernos agradecidos de la oportunidad de enfrentar esos retos que a la larga, nos acercan más a la perfección del ser. Debemos ver las bendiciones inherentes en todos los procesos de nuestras vidas.

Los budistas afirman que la fe funciona como esa energía inspiradora que abre a las personas a la confianza en las enseñanzas de Buda. Para ellos, la fe es un proceso de comprobar por uno mismo las enseñanzas, a través de la experimentación. Es un viaje espiritual donde encontramos PAZ y LIBERACION.

Te invito a que te comprometas hoy contigo mismo, en emprender ese viaje espiritual, donde la meta no es otra que la realización de tu máxima expresión como ser humano. Porque como esa hermosa canción de sanación titulada Ábrete Corazón: “…para llegar a Dios, hay que aprender a ser humano”. (Puedes escuchar la canción y leer la letra aquí http://cienciacosmica.net/abrete-corazon-musica-espiritual/ ).