Reiki, un Regalo muy Singular

reiki word-symbol

Soy fiel creyente de que cuando el estudiante está listo, le llega el maestro. Y de esa misma manera, en el momento indicado, se despiertan vocaciones que quizás no habíamos identificado anteriormente en nuestro camino. Así fue como llegó el Reiki a mi vida. El día que me invitaron a participar de la certificación del primer nivel, realmente no tenía muy claro a lo que iba. Pero de inmediato supe que era para mí.

El Reiki es un sistema de sanación energético, donde se transmite la Energía Universal mediante la imposición de manos y otras técnicas. La palabra Reiki, de origen japonés, se divide en dos sílabas significativas:

Rei = Espíritu, Energía Universal,

Ki = Fuerza Vital, Energía Radiante

En otras palabras, Reiki significa Energía Vital Universal. Una de las preguntas que generalmente llega a la mente de aquellos que se exponen a este tema por primera vez es la siguiente: ¿Es el Reiki o está asociado el Reiki a alguna religión? La respuesta es no. Esta es una de las grandes ventajas de este sistema, y la principal razón por la que me cautivó de inmediato. Todos pueden beneficiarse de la sanación Reiki, no importa qué credo profesen o inclusive, sino tienen ningún tipo de creencia religiosa. El sanador Reiki se convierte en un instrumento al servicio de la luz, mediante la manipulación o más bien concentración de esa energía de vida universal, en beneficio de la salud del paciente. Es el paciente quien decide cómo llamar a la fuente de esa energía universal, de acuerdo a su sistema de creencias, ya sea Dios, Alá, etc., si es que así lo desea. La realidad es, que no importa el etiquetado que se le quiera poner, el efecto es el mismo, ya que lo que le da la fuerza al Reiki para funcionar, es la intención positiva de parte del sanador Reiki hacia el paciente. Una vez el sanador permite a esas energías utilizarlo como vehículo, las leyes del universo toman control y actúan con toda sabiduría. Es de suma importancia que el sanador Reiki respete entonces, las creencias de sus pacientes, y permita que la energía haga su trabajo.

Mikao Usui

El Reiki está basado en antigua sabiduría milenaria que se había perdido en el olvido. El sistema fue re-descubierto por Mikao Usui, médico y maestro japonés que durante diez años, se dedicó por completo a la búsqueda de la respuesta a la siguiente pregunta: ¿Cómo sanaban los grandes maestros como Jesucristo y Buda, entre otros, a través de la imposición de las manos? Su búsqueda lo llevó a estudiar profundamente las diferentes religiones y a recorrer monasterios budistas en Japón, hasta que encontró una antigua escritura sanscrita del Tíbet. Luego de 21 días de meditación y ayuno, Usui recibió la respuesta que buscaba. Es así como se revive este ancestral conocimiento y hoy por hoy, el mismo se práctica alrededor del mundo, con excelentes resultados. Inclusive, hay hospitales de medicina tradicional que han integrado al Reiki como parte de las terapias ofrecidas, ya que reconocen el impacto positivo en el tiempo de recuperación del paciente.

Posiblemente usted se esté preguntando, ¿cuáles son los usos y beneficios del Reiki? Uno de sus mayores beneficios es que no sólo trabaja a nivel físico, tratando las diferentes desarmonías de los sistemas del cuerpo, sino que también actúa a nivel mental, emocional y espiritual. A nivel mental, el Reiki nos ayuda a deshacernos de modelos negativos arraigados en nuestro subconsciente, que muchas veces es la fuente del malestar físico que estamos experimentando. A nivel emocional, la terapia Reiki facilita la sanación de problemas emotivos y nos ayuda a liberarnos de emociones reprimidas o estancadas, restaurando el equilibrio y liberándonos de miedos. A nivel espiritual, el Reiki eleva nuestra consciencia y nuestra vibración, facilitando nuestra reconexión con nuestro Ser Superior.

Por tal, el Reiki es sumamente efectivo entre muchos otros usos, como método de relajación, manejo del dolor, mejoramiento del sistema inmunológico, recuperación de enfermedad u operación, superar fobias, miedos y vicios, mejorar la eficacia de los medicamentos tradicionales y minimizar sus efectos secundarios, limpiar el cuerpo de toxinas, mejorar el rendimiento sexual, ayudar a pacientes terminales a prepararse física y espiritualmente para el proceso de la muerte, y para tratar condiciones tales como: ansiedad, estrés, condiciones músculo esqueletales, cansancio, insomnio. En fin, para cualquier padecimiento físico, mental, emocional, o espiritual. Es importante notar que el Reiki no tiene efectos secundarios. Igualmente, sus efectos son acumulativos, por lo que se aconseja exponerse a una serie de tratamientos.

Otra de las grandes ventajas del Reiki, es que no solo se puede aplicar para la sanación de personas, sino que es sumamente efectivo en animales y plantas. Más allá de eso, el Reiki puede ser aplicado a situaciones, por lo que podemos dirigir la energía Reiki para pedir sanación de países, conflictos, etc. En adición, la terapia Reiki puede ser ofrecida a distancia, de ser necesario.

¿Qué puedo esperar al exponerme por primera vez a una terapia Reiki? Aunque se pudieraFOTF0E9 - Copy practicar en cualquier lugar o posición, generalmente la terapia se ofrece en un ambiente relajado, acostado sobre una camilla, similar a lo que usted vería en un spa o práctica de masaje tradicional. El reikista pudiera a su discreción, utilizar elementos para ayudarle en el proceso de relajación, tales como música, o aromaterapia.  El sanador impondrá sus manos sobre puntos energéticos clave en su cuerpo, donde las mantendrá por el tiempo que entienda necesario, de acuerdo a la necesidad de cada paciente. De usted preferir que no le toquen directamente, su terapista Reiki puede aplicar el tratamiento manteniendo sus manos a una corta distancia de su cuerpo, obteniendo los mismos beneficios. También se pueden utilizar herramientas asistivas en el proceso, tales como cuarzos, cuencos tibetanos, cromoterapia (terapia de colores), entre otros, que aunque pudieran ser de gran beneficio en el proceso de sanación, ciertamente no son indispensables para ello: sólo la energía Reiki y la buena voluntad lo son.

Una terapia Reiki generalmente tiene una duración de entre 30 a 90 minutos, y puede tener un costo de entre $45 a $100, o aproximadamente lo que usted pagaría por una sesión de masaje tradicional, pero con unos beneficios mucho mayores y trascendentales. Aprovecho para aclarar que no siempre tiene que darse el intercambio monetario entre terapista y paciente. Si bien algunas personas se dedican a ofrecer el Reiki como su medio para cubrir sus necesidades materiales (lo cual es perfectamente aceptable y positivo), hay quienes le ofrecerán Reiki a cambio de alguna otra manera de remuneración, ya sea intercambio de servicios profesionales, o de bienes, o simplemente de conocimiento espiritual.

Es importante recalcar que en el proceso del Reiki, tanto paciente como terapista se benefician. Para el reikista, el iniciarse en este camino representa un cambio trascendental de vida, donde regirá su comportamiento por los principios del Reiki, en una constante búsqueda de desarrollo espiritual, al servicio de los demás. El Reiki para el practicante, se convierte en un estilo de vida, y en parte integral de su día a día.

Recuerde que como en todo bajo el sol, hay personas no muy serias que se hacen llamar terapistas Reiki, pero no tienen el conocimiento o las intenciones correctas. Como con cualquier otro servicio que usted vaya a solicitar, indague primero sobre la reputación del terapista, su preparación, y sus resultados. Si bien el Reiki no está regulado por ninguna agencia o entidad, existen varias vertientes o escuelas, y su terapista debería estar certificado por alguna de ellas, ya sea de origen japonés o tibetano. Mi consejo es que, en adición a sus investigaciones sobre el linaje de su terapista, se deje llevar ante todo por su intuición. Si no se siente cómodo con su terapista Reiki, busque otro. Ahora bien, tampoco juzgue los resultados del Reiki por una sola consulta, pues en ocasiones demoramos en ver resultados tangibles, y tampoco piense que si se siente triste luego de una terapia, la misma no tuvo efecto. En ocasiones, esa tristeza es parte del proceso de sanación. Utilice su sano juicio y escuche su voz interior.

Espero haber despertado su curiosidad sobre el Reiki y su deseo de experimentar los increíbles beneficios que esta práctica le ofrece. Ya sea que le interese recibir terapia Reiki, o convertirse usted en terapista, lo invito a abrirse a las infinitas posibilidades que le ofrece el universo para mejorar su calidad de vida a todos los niveles, y sobre todo, para encontrarse con usted mismo. En las palabras del Maestro Usui: “Mira hacia adentro, entra en el silencio y escucha tu corazón.”

Leave a Reply